así fue nuestro aperitivo en Casa Planas.

El viernes pasado itineramos cesta, viandas y ánimos al ensanche de Palma para celebrar el aperitivo mensual en lo que fue (y es) la sede del archivo del fotógrafo Josep Planas i Montanyà. Un fotógrafo que reflejó desde su óptica el boom turístico Balear y gestó una industria fotográfica que acercó al ciudadano medio y su vida, un arte que hasta el momento había sido patrimonio y reflejo de las vidas de clases altas.
Alrededor del archivo, de sus miles de cámaras, negativos, fotografías, carteles antiguos y objetos curiosos, ha crecido, de la mano de su nieta, Marina Planas, videocreadora y de la de Xisco Fernández y Marito Verdaguer, un centro cultural lejos del “centro” y la cultura convencionales.
En él, tiene su sede ya Sputnik Ràdio, y se prepara una zona de cine para visionados de películas o trabajos audiovisuales como el que pudimos conocer de Marina Planas sobre Vorkuta, una ciudad minera rusa, antiguo campo de trabajos forzados y hoy abandonada a su suerte en medio de la estepa.

En Casa Planas, también hay espacio para un espacio (con todas las redundancias) de coworking y actividades de programación cultural como conciertos y teatro.

Tal vez por eso, compartimos un aperitivo muy variado (desde gusanos REALES al curry a queso peruano) con unos asistentes igual de variados:
Diego Ingold (actor, gestor cultural y artista plastico), Mabel Moreno (coaching y diseñadora gráfica), Trapo y Mocho (compañía de teatro), Marina Planas (artista visual), Eva Frade (abogada y ahora concejala de participacion ciudadana del ayuntamiento de Palma), Pau y Elisenda (Associació Metamòrfiques), Toni Bauzà (diseñador gráfico y spokenwordista), Gloria Regal (ilustradora y comisaria de Colectiva Vermut), Marito (ingeniero y gestor cultural), Xisco (artista visual y gestor cultural).

¡Un placer (des)centrarse con planes así!

y además...