01

dresden dolls.

Vale, nos gusta el funambulismo y, a veces, paseamos tan pichis por esa línea que separa lo feo de lo grotesco. Porque sí. Porque las cosas feas nos encantan y las grotescas… también.
Así que aquí tenéis a Jessica Harrison, una artista que hace (ejem) cosas que nuestras abuelas (tan felices ellas con sus sanguinolentos cuadros de caza) jamás tendrían en el salón.

Nos ha recordado un poco a Mark Ryden  pero es por esa (más que grotesca) costumbre de referenciar y linkarlo todo. ¡Qué pesados nos ponemos a veces!

y además...