04

secret brunch, una razón para levantarse (los Domingos) por la mañana.

Vamos a faltar al acuerdo tácito que implica enterarse de un secreto porque hay cosas que, simplemente, merecen ser contadas.

Hace un tiempo escribimos sobre una iniciativa, Situación Construida, que tuvo lugar en una vivienda de Can Amunt durante tres días a la que se podía acceder si eras invitado por mail.

En este caso, la invitación, personalizada e inquietante, la recibimos en picnic y periódicamente se nos ha recordado, a través de forwardeos, la continuidad de este proyecto: Secret Brunch (y Secret Vermouth, Market, etc) que durante 4 domingos han ocupado (sin k porque la ocupación ha tenido lugar con la absoluta disposición y entrega de los propietarios) una vivienda del Casco Antiguo en la que los asistentes han podido desayunar en un entorno adaptado para la ocasión con productos de diseñadores y proyectos de diseño locales, sesiones de dj y hasta una obra de Teatro, siguiendo la estela de los locales clandestinos (o que al menos se venden como tales) que se están abriendo en grandes capitales para grupos reducidos de “enterados” y marcando una tendencia de consumo de ocio y cultura en tiempo de crisis, mucho más cercana, amable y humana.

Ayer, fue el último Secret Brunch hasta después de verano, si queréis recibir invitación podéis escribir a brunchsecret@gmail.com. 
Hasta ese momento, habrá que buscar otras razones (el periódico? el café del bar de la esquina? la playa?) para levantarse de la cama los Domingos por la mañana.

y además...