grullas

todo por un deseo.

Ésta es la grulla de picnic para colaborar con el proyecto de Makiko. Qué bonito que una factura pueda convertirse en un deseo, ¿no?