tarta spam

se buscan desayunadores.

Seguro que recordáis uno de los grandes mitos de los 90 (y no, no es Emilio Aragón con esmoquin y zapatillas): las cadenas de cartas que no podían romperse ante el riesgo…