01

un sueño bastante real.

Seguro que todos recordáis ese chiste de una madre que, una mañana cualquiera, lucha con su hijo que no quiere ir al colegio.
El argumento de la madre es sólido como ninguno: “tienes que levantarte de la cama e ir, hijo, eres el director”.

Pero imaginad que un día el director se planta. Manda a paseo a su madre (que por otro lado, ya era hora…) y decide quedarse en la cama. Olvidarse de las prisas, el tráfico, la angustia, los cafés, el correo electrónico, las reuniones y el teléfono.
O por lo menos, cuestionarse si son cosas necesarias en su vida. Si la vida no puede vivirse de OTRA MANERA.

La última campaña de Flex, una de las más bonitas y redondas de la publicidad española de los últimos tiempos, plantea algo así en su “encamada por un mundo slow” . Nos propone dejar de ser directores de nuestra propia vida y aprender a aprender.
A vivirla de nuevo. Más despacio y con la buena letra propia de un Cuaderno Rubio.

Probablemente habréis visto en algún momento a estos chicos que durante 40 días permanecerán en una cama a la que se puede acceder en directo a través de la web y por la que ya ha pasado muchísima gente hablando de la maternidad consciente, el urbanismo respetable, el deporte, la cultura, los viajes…
Si no, podéis hacerlo ahora mismo aquí. Si os dais prisa, aún les encontraréis en la cama con Ajo, una mujer capaz de escribir cosas tan maravillosas como éstas.

¡Qué bonito y qué inspirador todo!

y además...