Cinema a Cel Obert.

Activación de marca a medida para Estrella Damm.

Cliente: Estrella Damm
Servicios: Activación de marca

¿Cómo activar sin actividades?

2020 fue un año muy complejo para todos los sectores, pero seguramente, el cultural, junto con la hostelería y el ocio, fueron los mayores damnificados por las restricciones sanitarias.
Los microeventos culturales en los que Estrella Damm se integraba para respaldar al sector artístico mallorquín y vincular su marca a través de activaciones, fueron los primeros en verse afectados. Los generadores culturales, con poco músculo económico y energía justa para combatir en tantos frentes, dejaron de programar contenido y la marca quedó, en un año difícil, además, para la hostelería, casi invisibilizada al reducirse drásticamente el espacio de socialización.
A fin de intentar compensar esa pérdida para los mallorquines y para la marca, creamos un modelo de evento periódico replicable que vinculaba cine independiente y gastronomía, amigos y seguridad sanitaria. Todo, en espacios con encanto, al aire libre y en diferentes puntos de la isla.

Cine al aire libre para despedir un verano atípico.

Y, como en cualquier plan cinéfilo, nos buscamos acompañantes: Cine Ciutat y la Associació Gira-sol, con su proyecto de cine itinerante Cinema Rodat, una iniciativa que vincula la curaduría del único cine independiente y autogestionado de las islas y la gestión de la asociación de integración laboral de personas con problemas de salud mental.
Con ellos, Taleca, un food truck de comida callejera gourmet, y la complicidad de los gestores de espacios tan especiales como el Monestir de la Real en Palma, la Torre dels Enagistes en Manacor o Raixa en Bunyola, conseguimos en un tiempo récord de preproducción crear 3 noches de cine que agotaron entradas inmediatamente.

Y, por fin, los mallorquines vieron el Cel Obert.

Lo que parecía imposible después de meses de confinamientos y restricciones sociales, se hizo realidad.
Amigos compartiendo (juntos pero separados de los demás) una película y unas palomitas. Charla y risas bajo la(s) Estrella(s), planes y ocio que despidieron, con final feliz y  en tres noches, el verano de un año que duró tres inviernos.