Pòrtic Mobles

Conceptualización & creatividad

Cliente: Pòrtic Mobles
Sitio web: portic.com
Servicios: Conceptualización, creatividad, redacción

Pòrtic Mobles, en ningún lugar como en casa.

Desde que, en la infancia, gritamos ¡Casa! para definir ese territorio mental en el que uno está y se siente a salvo, elaboramos una idea de hogar como espacio creado por nosotros mismos.
Un espacio que construiremos y al que daremos forma a lo largo del tiempo y los diferentes lugares que lo alberguen.
Así, a lo largo de la vida, casas hay muchas, pero hogar uno solo. Que cambia, evoluciona, crece y se adapta.
Como nosotros mismos.

Cuando una casa llama a tu puerta.

Pòrtic Mobles, con una larga tradición en la venta de mobiliario de diseño y calidad en Mallorca, nos solicitó ayuda para la conceptualización regular de sus campañas. Esta conceptualización se aterriza creativamente en las diferentes piezas de comunicación en punto de venta, exterior, prensa, radio, contenido y dinámicas de interacción para rrss que la marca utiliza habitualmente y se trabaja gráficamente en colaboración con Oslo Studi.

Todos los hogares caben en uno.

Las diferentes conceptualizaciones se trabajan desde el análisis de los valores de la marca, su posicionamiento frente a la competencia local y el perfil de su target que es tan amplio y variado como su producto.
Así, los mensajes que podrían ser genéricos y comunes para las oportunidades de comunicación propias del sector (rebajas, colecciones de temporada) se convierten en pequeñas campañas de imagen de marca.

web-portfolio-portic-gracias-casa-2
web-portfolio-portic-gracias-casa
web-portfolio-portic-rebajas-verano-2
web-portfolio-portic-rebajas-verano
web-portfolio-portic-rebajas
web-portfolio-portic-rebajas-2

El 25 aniversario, una oportunidad para generar engagement.

Demográficamente se consideran los periodos de 25 años como una generación, dos décadas y media en las que una persona tiene tiempo de nacer, crecer, evolucionar, independizarse y crear una nueva vida. 

En esos 25 años generamos vivencias y recuerdos que alimentarán no solo nuestro ciclo vital, sino también el de los que nos rodean, los que estuvieron antes y los que vendrán después. Recuerdos, que en su mayoría, se asocian a la familia y la casa: al hogar y los muebles y objetos que lo componen. 

Recordamos el sofá de nuestra infancia, la primera consola, la alfombra de nuestro cuarto, el cambio de cama a una “de mayores”, los cumpleaños en la mesa del comedor, la cocina de nuestro primer piso, el sofá cama para invitados…El mobiliario cumple una misión que va mucho más allá de lo funcional: genera anclas emocionales que se mantendrán toda la vida con nosotros. Como ha hecho Pòrtic.

Y ése es el objetivo de nuestra campaña: mostrar a clientes actuales y potenciales que llevamos 25 años a su lado, con ganas de estar muchos más.

Pòrtic, 25 años viviendo contigo.

Buscando una palabra que pudiera definir la integración de Pòrtic en la vida de sus clientes desde un contexto vinculado al mobiliario, hemos encontrado el verbo perfecto: VIVIR.

Vivir tiene aquí una doble lectura, entendiendo que la marca ha acompañado a los clientes en sus emociones (los muebles y el hogar, en definitiva, han sido el escenario en el que han transcurrido hechos relevantes: celebraciones, duelos…) y a su vez, ha compartido espacio con ellos.
Ha sido un “compañero de piso” a través del mobiliario que se ha integrado en el día a día de todas y cada una de las personas que han habitado los hogares. 

Vincular el verbo “vivir” a esta celebración nos permite así hablar de disfrute de los hechos (las cosas no pasan, las cosas se viven), de compartir un espacio (la casa, el hogar) y a su vez, de hacerlo de forma intergeneracional (nuestros clientes y sus familias han crecido en este tiempo como lo ha hecho la marca, integrando nuevos miembros). 

Para mostrar esta evolución temporal de la marca y de sus compradores, unos junto a otros, creamos una batería de mensajes, acciones y dinámicas que plasmaran de forma muy visual ese crecimiento compartido.


Una silla infatil de los años 90 junto a una silla de diseño de 2021, una lámpara de escritorio adolescente en los 2000 junto a una de trabajo en 2021… elementos que muestran, no solo la evolución del individuo, sino el acompañamiento vital de la marca a lo largo de todos los ciclos relevantes de su vida.